jueves, 12 de marzo de 2009

Solo




No te engañes. Estás solo. Cualquier cosa que te haga creer que no es así no es más que una mera ilusión, una fantasía, un espejismo que tu propia naturaleza necesita para sobrevivir. Pero no es real.

La verdad es que sólo te tienes a ti. No tienes a tu familia, no tienes a tus amigos, no tienes a tu pareja,...si me apuras, te diré que no tienes ni a tu mascota.

Tú. Sólo tú. Nadie más va a ayudarte. Nadie se la va a jugar por ti. Nadie va a dar su vida por ti. Ni siquiera darían la hora por ti. Hazte a la idea. Cuanto antes. Las hostias que te tengas que llevar, cuanto antes te sean propinadas, mejor.

Y cuando te hayas hecho a la idea, empieza a vivir. A vivir de verdad.

Porque vivir es de las mejores cosas que se pueden hacer antes de morir. ¿O no?

Claro que también hay otras...

1 comentario:

La Aspirante dijo...

Eres la voz de mi conciencia. La de veces que habré pensado lo que has escrito.

Un beso