jueves, 12 de marzo de 2009

Road to Perdition





Todo lo que me gusta es legal, moral o adelgaza. Pues ya estoy harto. La perdición me llama, ¿y quién soy yo para negarle la invitación, con la de molestias que se habrá tomado para llegar hasta mí?

Estoy cansado de ser tan políticamente correcto. A partir de ahora, cuando una ancianita quiera cruzar la carretera y necesite ayuda, la va a necesitar de verdad, porque le voy a cruzar la cara yo de una hostia. Y si tengo que pagar una factura, voy a entregar pagarés al más puro estilo "Dos Tontos muy Tontos" (que no eran tan tontos por lo que veo). Y cuando en el trabajo me digan "Good Morning"(trabajo con ingleses), yo cogeré y contestaré "Good MoUrning", ¡¡Con dos cojones, hostias!!

Y es que a veces tiraría todo por la borda. Mandaría la moral al carajo, y rompería la maldición del legal-moral-adelgazante. Cualquier día le robaré el bolso a una mujer desamparada, me iré de putas y me comeré un buen filete de búfalo. O, mejor aún, robaré una puta y me la comeré. Así romperé la maldición de una vez por todas.

Nos vemos en los bares.

Todo lo que he escrito es mentira. Menos lo de los bares.

3 comentarios:

La aspirante dijo...

Por un momento pensaba pegarte.

MEro dijo...

¿Por...?

La Aspirante dijo...

Por lo de moUrning, si no recuerdo mal.