domingo, 2 de noviembre de 2008

Lo que no puede ser, no puede ser




Hace años, en la puerta de una sala de estudio que queda ya muy lejana en la mente, el alma y el cuerpo, estaba yo repasando frío y para un examen, y escuché algo gracioso amoroso. Un compatriota mío nos contó algo que había leído en un e-mail reenviable. El susodicho trataba sobre un chaval que iba de Erasmus a un País Nórdico y, tras enamorarse del hielo y de la nieve, acababa llamando a éstos "mierda blanca" y " mierda transparente" no respectivamente. Parece ser que, a los que vivimos bajo el sol de Empaña, el frío al principio nos resulta exótico, para luego parecernos etóxico.

Pues el otro día me acordé de esas palabras que suenan tan raras estando juntas. "Mierda transparente". ¿Por qué suena tan raro? ¿Quizás porque no existe? La mierda no puede ser transparente. Lo transparente es lo que se deja ver, lo que no se escabulle, lo que te dice lo que hay desde el principio y no inventa falacias para beneficio propio.

Hay mucha mierda, y ninguna transparente...¿y mierda blanca? ¿Qué pasa con la mierda blanca?


4 comentarios:

jalo dijo...

Muy bueno tu primer texto, sigue así pero lleva más cuidado con las faltas de ortografía.
Potito lopez

jalo dijo...

La mierda blanca tambien se llama mierda seca o periquito janfri en su defecto, por si lo querias saber, sino comprate un patachueke, si sabes lo que es mierda blancaaaa.

CállateTú dijo...

Ay, pues la mierda blanca es la que no es transparente... ¡Fácil!

¿Qué me gané?

More dijo...

jajaja...ganaste un viaje a una fábrica de agujeros de donuts xD