lunes, 10 de mayo de 2010

A la puta mierda


Se acabó. Ya está. Se acabaron las tonterías. Basta de estudiar mierda que no me gusta y que no me va a llevar a ningún lado porque no veo que mi futuro esté ahí. Soñar está muy bien, pero sólo si tienes cojones a perseguir esos sueños, porque si no se convierten en lastres. Fantasmas que te persiguen por la noche y te recuerdan que la vida que llevas ni te gusta ni te acerca a donde quieres estar el día de mañana.

Hoy me he comido mis primeras galletitas de la suerte, sí, de ésas de la comida china, las que salen en las películas. En la primera me decía algo así como "Time is the best counselor", vamos, que el tiempo es el mejor consejero para aquellos a los que la lengua de Shakespeare les sea ajena. Estoy de acuerdo. El tiempo me ha hecho darme cuenta de lo que quiero.

En la segunda galletita me venía algo así como "Nothing can bring you peace but yourself". Que nada me traerá paz, sólamente yo puedo dármela. Pues muy bien. También me lo creo.

Y la tercera galleta, que he abierto a medias con una amiga, rezaba algo así como "Te va a llover la buena suerte" (You will be showered with good luck). También lo creo. Porque sí, porque la voy a buscar, y punto.

Y este texto iba a tratar sobre la puta mierda de nube volcánica que no me dejó volar el otro día, pero mira. He decidido que vaya sobre mi futura buena suerte.

A la puta mierda

2 comentarios:

La Aspirante dijo...

:) No olvides lo que acabas de decir.
Un beso, erizo descartado.

MEro dijo...

Jaja intentaré no olvidarlo. Besos, aspirante a todo.